Artículo: el futuro de la indústria farmacéutica

Lo cierto es que muchos pacientes de fibromialgia no podrían vivir sin medicación, pero ¿cuál será el futuro de las farmacéuticas? .


Aunque el mercado mundial de los productos farmacéuticos parece relativamente estable, esta visión global en realidad está enmascarando toda una serie de diferentes tendencias dentro de la conjunta estabilidad global. Este analisis conjunto de varios países demuestra que, incluso cuando hay que enfrentarse a fuertes presiones financieras, la demanda de los mercados de productos farmacéuticos tiene capacidad de recuperación y, de hecho, se recupera.

Esta capacidad se sostiene en cuatro componentes principales. Primero hay que considerar que cuando la población envejece se incrementa la demanda de atención sanitaria, y de consumo de medicamentos. En cuanto a la fibromialgia se refiere, desgraciadamente cada paciente de fibromialgia, es un paciente para las farmacéuticas, durante toda su vida.  En segundo lugar, la generación del baby boom se ha erigido en punta de lanza de la demanda de consumo directo. En tercer lugar, la tecnología -como las investigaciones en genética- han posibilitado a la industria farmacéutica producir nuevos e innovadores productos y, aparejada a esta oferta, ha surgido una demanda por obtenerlos. Por último, además de por las razones demográficas, el aumento del consumismo se ha alimentado por el surgimiento de las nuevas tecnologías en comunicación (Internet) y por el cambio de rol, al menos en los Estados Unidos, que ha experimentado el consumidor al pasar a ser un comprador más.







Más allá de estos cuatro factores, hay una serie de economías emergentes y una nueva moral imperante en la atención sociosanitaria que también contribuyen a estimular la demanda por estos servicios.
En contraposición a este dramático incremento de la demanda, hay una creciente carencia de la financiación que se requiere para satisfacerla. Esta deficiencia económica nace de la incapacidad de los gobernantes para aumentar los impuestos como desearían; y se ha visto severamente afectada durante la crisis, naturalmente también para medicamentos que usan muchos pacientes de fibromialgia.

Por tanto, la cuestión fundamental en torno a este tema es el equilibrio que se debe producir entre la financiación pública y la privada. En este sentido, el reto de la sociedad está en llegar a reconocer que la industria farmacéutica es parte de las soluciones del sistema de financiación sanitario y no parte del problema.
La extendida creencia de que el gasto farmacéutico de los Estados Unidos está desorbitado en comparación con el del resto de países es falsa, acorde con las comparaciones que se pueden establecer tras el análisis de las partidas de Gasto sociosanitario per cápita y la de Gasto farmacológico per cápita. Abordando un análisis comparativo de sendas tablas estadísticas de varios países, se podría deducir que mercados eficientes y relativamente poco regulados, como el del Reino Unido o el estadounidense, implican un menor gasto total en fármacos. Este dato es, sin duda alguna, un punto clave para que la industria farmacéutica estadounidense pueda hacerse entender por las autoridades sociosanitarias.
Mirando la situación desde un punto de vista microeconómico, las dinámicas de crecimiento de los mercados se pueden ver a través de tres dimensiones distintas: los precios, el volumen de negocios y la innovación.




De este trío de componentes que afecta al crecimiento de las ventas, el más problemático es el del grado de penetración después del lanzamiento del fármaco, puesto que, en parte, se pude aducir que la expansión geográfica está incluida en esa fase inicial. Por último, el tercer factor omnipresente sobre el que gira la evolución de las dinámicas de crecimiento es la innovación.


La industria farmacéutica se encuentra en la encrucijada más grande de su historia. El reciente impacto de las nuevas tecnologías en screening, genética, etcétera, queda patente en el gran número de nuevos principios activos que están en una fase pre-clínica de estudio. Hay cerca de 82 productos que se pueden calificar como superventas y que están disponibles en el mercado. Según aclara IMS Health, hay ahora mismo más de 20 principios activos que tienen trazas de ser superventas en el futuro y que están en su última fase de desarrollo.
Losec es el fármaco más rentable de la historia. Los últimos superventas que han seguido su estela, como Viagra y Lipitor, han enseñado el camino de nuevos mercados de consumidores. En el despegue comercial de estos dos productos ha influido también la aceleración de los procesos de aprobación de la FDA, que ha hecho de Estados Unidos el país perfecto para el lanzamiento de estos medicamentos, y el tremendo ritmo con el que se han expandido estos fármacos por otros mercados. Estos dos factores explican en parte la consolidación como superventas de Viagra y Lipitor.
Comparando las porcentajes de presencia en el mercado farmacéutico que se dan en Estados Unidos, Europa y Japón, está claro que es el primero el que, de largo, registra tasas mayores de consumo farmacológico, mientras que muchos productos se lanzan en Japón con un retraso de uno o dos años, debido principalmente a la idiosincrasia de los procesos culturales y de aprobación de fármacos que se dan en el país del sol naciente.








A consecuencia de todo esto, los productos lanzados en el lapso de tiempo que va desde 1995 hasta hoy tienen una cuota total de mercado del 57 por ciento en Estados Unidos, del 25 por ciento en Europa, del 5 por ciento en Japón y del 13 por ciento en el resto del mundo. La conclusión es que los Estados Unidos son, con mucho, el mercado más importante para los nuevos productos.
Hay que añadir que, globalmente, se ha producido un interesante cambio en la división de las cuotas de los mercados más importante entre los años 1995 y 1998, debido al crecimiento experimentado y a las modificaciones en los cambios de monedas. Hablando en valor dolar, Japón ha pasado, de una cuota del 23 por ciento a una del 13 por ciento en el mercado farmacéutico mundial. Mientras, Estados Unidos ha crecido del 34 al 40 por ciento, y el resto del mundo, categoría que forman un conglomerado de países en vías de desarrollo como Brasil, China o los del sudeste asiático, han incrementado su porcentaje del 13 al 21 por ciento.



Cada área geográfica de las expuestas tiene sus propios puntos estratégicos que dinamizan o estancan el desarrollo en el sector. Apoyado en este análisis y en los datos que proporciona IMS Health, se puede llevar a cabo un análisis segmentado de las diferentes áreas geográficas. Estados Unidos sigue siendo la locomotora que tira del consumo y es una plaza particularmente importante para acoger a los lanzamientos de los nuevos productos. La evolución de este mercado vendrá marcada por cambios progresivos en la política sociosanitaria, el incremento de los precios entre un 1 y un 2 por ciento más la fluctuación de la inflación, y el aumento de los precios en los genéricos.



En Europa, atendiendo al tamaño de mercado que representa y a su trascendencia internacional como segundo destino de las presentaciones en sociedad de los fármacos, los factores claves que condicionarán su desarrollo serán el lento cambio hacia un mercado que se regule a sí mismo en materia sociosanitaria, las oscilaciones de los precios debido a su delimitación por ley y al comercio paralelo, el hecho de que el consumismo en el campo sociosanitario estará más limitado, y la dificultad de equiparar las oportunidades que tiene un fármaco en el mercado europeo con las que alcanza en Estados Unidos. No olvidemos que en EEUU un gasto muy alto de los beneicios de las farmacéuticas proviene de fármacos contra el dolor como por ejemplo la fibromialgia y el dolor de espalda y de cabeza.


Por su parte, Japón continúa siendo el segundo mercado más grande del mundo, aunque se aprecian muchas incertidumbres sobre los cambios que vendrán en los próximos años, en los que influirán notablemente la reforma del sistema sanitario, el envejecimiento de la población que puede desembocar en un mayor coste en materia sociosanitaria, y el desgaste de las primas por niveles de precios.



Respecto al resto del mundo, los mercados estratégicos que restan son Latinoamérica, el sudeste asiático y China. Grosso modo, se puede aventurar que las claves que moldearán el futuro de estos mercados serán las constricciones en el sector público, la inestabilidad de las monedas locales, el aumento del acceso a los servicios sociosanitarios junto con la escasez de las necesidades cubiertas en la población, y el crecimiento previsto en áreas terapéuticas como las vacunas, los antiinfecciosos y el sistema cardiovascular.







Bibliografía: archive.org y Diario Médico.





Descubre sobre esta web


Quienes somos

Esta web es es resultado del trabajo de tres mujeres que padecemos fibromialgia (Inés, María y Olga,) y que conjuntamente hemos elaborado desinteresadamente el contenido de esta web.  Aunque individualmente hemos aprendido mucho sobre esta enfermedad gracias a internet, no somos médicos, motivo por el cual sólo publicamos aquellos contenidos que provengan de fuentes fiables de información. Esperamos que esta web sea una herramienta de ayuda a todos los enfermos de fibromialgia y contribuya a la concienciación social sobre el reconocimiento de esta enfermedad.


.


Participa en la web

¿Quieres ver publicado en esta web un artículo escrito por ti? Escríbelo, mándanoslo, y lo publicaremos con tu nombre. Puedes escribirnos contándonos tus experiencias personales respecto a la enfermedad, tus inquietudes o sentimientos, o sobre terapias que

Leer todo